martes, 31 de octubre de 2017

La División de Voluntarios Españoles

Buenas noches a todos.

Al navegar por distintos foros y grupos relativos a la II Guerra Mundial veo que en algunos casos hay una absoluta desinformación sobre la participación de españoles en la misma. Sea por falta de información, sea por la profusión de pronazis indocumentados, esta participación es demasiadas veces mal interpretada. Desde esta entrada y las que procedan después no pretendo sentar cátedra, obviamente, sino aportar la mayor y mejor información que tenga y/o encuentre sobre la misma.

Por mi edad, tuve la oportunidad de conocer a muchos de los que participaron en la guerra civil, en uno y otro bando. Y a muchos de los que después se fueron a combatir a Rusia, por muchas razones. También conocí a alguno de los que lucharon con los aliados y no volvieron a España hasta la muerte de Franco. De estos había menos, por razones obvias: Muchos rehicieron su vida en el extranjero.

En cualquier caso, la vida de estas personas me parece admirable. Algunas aventuras he conocido narradas por sus propios protagonistas que, de no haber sido por su total credibilidad, parecerían más propias de una película.

 Como español creo que ninguna de estas historias debe quedar oculta por los avatares políticos. El hecho de que se recuerde a unos y a otros no significa que compartas su ideología, sino que es un deber para con las generaciones que siguen. Me parece, por ejemplo, inadecuado el tratamiento vergonzante que se hace de estas participaciones en el actual Museo del Ejército Español de Toledo, como si nos tuviéramos que avergonzar de las gestas de nuestros compatriotas de a pie mientras en otros aspectos se sigue manteniendo el franquismo demasiado presente.

Dicho esto, procedo a comentaros un libro que me ha parecido muy interesante, siempre teniendo en cuenta que es un libro "de parte". Pero me ha sorprendido por tener bastante objetividad, dentro de su alineamiento. Podéis encontrarlo en  .pdf en la red.


La división de Voluntarios Españoles

El libro cuenta muy bien el por qué y cómo se constituye la División. Aquí hay que contar con la influencia de Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco y en aquellos momentos germanófilo, aunque su principal motivación era la consolidación del liderazgo del Caudillo.

Aquí introduzco que, tras el triunfo en la Guerra Civil, el conglomerado franquista no era ni mucho menos un matrimonio avenido. Franco había lanzado el Decreto de Unificación en Abril de 1937, con el fin de consolidar las milicias de La Falange y el Carlismo bajo un mando único, con predominio del Ejército, que no veía bien la existencia independiente de tales milicias armadas, y con el recelo de los monárquicos, a los que no gustaba nada las ideas antiborbónicas de unos y otros.

Hay que aclarar que, a diferencia de Hitler, que no provenía del Ejército y que para la mayoría de los clasistas militares alemanes era un oscuro cabo, y lo siguió siendo por mucho que después le temieran, Franco llegó al poder desde y a través del Ejército, por lo que este mismo era su guardia pretoriana (Controlaba totalmente La Legión y en general el Ejército de Africa, que era la parte más profesional y preparada del entonces ejército español) y no necesitó crear unas milicias de partido como lo fueron las SA y después las SS.

Durante el transcurso de la guerra las fuerzas de La Falange crecieron desproporcionadamente a las otras. Así, una masa de falangistas aguerridos se encontraron, al cesar la contienda, conque su partido estaba forzosamente unido a monárquicos y carlistas, con los que ya Jose Antonio aclaró en varios discursos que no convergía. De hecho, en el programa fundacional de la Falange  figuraba el famoso punto 27, que decía:

27. Nos afanaremos por triunfar en la lucha con sólo las fuerzas sujetas a nuestra disciplina. Pactaremos muy poco. Sólo en el empuje final por la conquista del Estado gestionará el Mando las colaboraciones necesarias, siempre que esté asegurado nuestro predominio.»

Evidentemente, el Decreto de Unificación no aseguraba el predominio de La Falange, sino que la subordinaba a la oligarquía monárquica y a la derecha tradicional, sus enemigos tradicionales. (José Antonio había dicho que La Falange nunca sería la guardia pretoriana de la derecha, que era en lo que la estaban convirtiendo).

Ateniéndose a esto, el sucesor de José Antonio al frente de Falange, Manuel Hedilla, se opuso a tal Decreto de Unificación, llegando a haber tiroteos con los falangistas sublevados en Salamanca, capital del bando franquista durante la guerra. Franco, siguiendo su método, le arrestó y condenó a muerte, aunque después le indultó. Pero tras esto La Falange fue desprovista de su esencia inicial y pasó a convertirse en una fachada pseudo ideológica de un franquismo que únicamente la utilizaba para afianzarse en el poder. Añadamos que entre las filas falangistas cundía la sensación de que Franco no había hecho nada por salvar a José Antonio, entre otras cosas porque hubiera podido disputarle fuertemente el liderazgo posterior a la guerra. 

Con este panorama, al franquismo le vino de maravilla la idea de Serrano Suñer de reconducir las energías de tanto falangista y exportar a la franja más belicosa de ellos a Rusia. Terminado este periodo, con el sacrificio de miles de jóvenes españoles para mayor gloria y estabilidad del franquismo, los que regresaron se encontraron una España que ya se había vuelto pro-aliada y a cuyo gobierno no le venía nada bien que le recordaran su colaboracionismo con los nazis.

Como en tantas otras guerras, los héroes sólo sirven de base para el fortalecimiento de los tiranos.  

Os pongo la letra de una canción que no he encontrado en Internet, y aprendí directamente de un divisionario. Por cierto: Hay videos en Youtube con versiones punk-rokero-estrafalarias de las canciones de la División Azul cantadas por grupos de extrema derecha que hacen un flaco favor a estos héroes. Los que yo conocí seguro que les darían un guantazo a estos nazis de salón.

Y dice así:

Las claras noches de Rusia (bis)
están llenas de luceros
donde hacen su última guardia
falangistas sin relevo.

(Los luceros, refiriéndose a estrellas en la noche, tienen mucha presencia en la simbología falangista. Y fijaos que aquí la tropa ya es consciente de que se les ha enviado allí a hacerlos desaparecer)

Nos mataron camaradas (bis)
a José Antonio el ausente
desde el año 36
la Falange está sin jefe

(Esta es la razón por la que esta canción fue mucho menos difundida, incluso tapada oficialmente. Teóricamente desde el decreto de 1937 Franco era el Jefe Nacional de Falange (y de todo), pero los falangistas "auténticos" no le reconocían como tal. La identificación posterior de falangistas con franquistas fue un éxito más de la propaganda del régimen)

Échale amargura al vino (bis)
y tristeza a la guitarra
nos mataron camaradas
al mejor doncel de España.

Todavía recuerdo a aquel divisionario, ya mayor, llorando al cantar esta canción y recordar a sus compañeros caídos. Porque a ninguno le oí quejarse de las atroces condiciones en las que tuvieron que luchar, y a muchos les oí hablar bien de los rusos y fatal de los alemanes. Eso sí, todos dejaron allí sus ilusiones y a muchos camaradas. Eso era lo que más les dolía.

Vayan estas entradas en homenaje a ellos.

Entrega de material

Aquí tenéis los antitanques de 37", ya  casi inútiles cuando se los entregaron
Espero que os haya parecido interesante esta entrada. Como ya es tarde, continuaré otra noche.

Buenas noches y, sobre todo, consultad información de diversas fuentes. Nunca está la verdad en un solo lado.