jueves, 21 de junio de 2018

Música militar: La muerte no es el final

Buenas noches a todos.

Tengo pendientes algunas cosas que terminar de contaros, y otras muchas que pueblan mis estantes, mi escritorio y mis discos duros. Pero necesito tiempo, pues estoy en otros temas. No os olvido, queridos seguidores de este blog.

Escribo esta entrada porque por razones personales he tropezado con este himno, y es muy difícil no emocionarse cuando uno lo oye porque siempre se tiene alguien a quien recordar y, en todo caso, se recuerda a aquellos a quienes va destinada: Los que cayeron en cumplimiento de su deber militar, policial o en cualquier acto de servicio a su país o a su comunidad.

Todos los ejércitos, siempre, han rendido culto a sus muertos. Será un campo muy interesante para investigar, pues los actos de respeto a quienes han caído en cumplimiento del deber refuerzan la disposición y la cohesión de quienes componen las tropas y cuerpos a los que pertenecían. Cualquiera que sea la ideología del país, cualquiera que sea su cultura, el respeto a sus muertos está presente.

Quiero empezar este tema con el himno español, que es el que más conozco y el que más cerca tengo.
Se llama como este título, y en el enlace tenéis su historia y su letra: "La muerte no es el final".

Desde entonces cada cuerpo hace su versión, y se canta en numerosos actos, en aquellos en los que ha habido que honrar a algún caído por la patria. Os pongo algunos ejemplos:

Empezamos con Los Regulares de Ceuta, ya que aquí tenéis la letra sobrepuesta.


Continuamos con la Guardia Civil, que tantos miembros ha entregado en su servicio diario a todos los españoles.


La Brigada Paracaidista. Espectacular arranque:


Y en la Academia de Infantería de Toledo:


Creo que ya hay bastantes ejemplos. Para terminar, como podéis ver en este enlace, hay  muchas versiones de este himno. También podéis ver en los vídeos cómo muchos componentes del público acompañan la canción y cómo, independientemente de la ideología, es casi imposible no emocionarse, como decíamos. Realmente para cualquier cultura de procedencia cristiana serviría este himno, pues independientemente de los bandos y enfrentamientos todos respetamos o deberíamos respetar a quienes cayeron, los nuestros y los de los otros.

Sirva este trabajo de homenaje y respeto a ellos y a quienes mantienen viva su memoria.

Hasta la próxima entrada, os espero.

jueves, 24 de mayo de 2018

Un descanso por viaje

Hola a todos. He parado la producción porque he estado de viaje, entre otras cosas visitando el Monasterio de Shaolin. Como es de Artes Marciales os lo contaré en este blog. Me estoy reorganizando con tareas atrasadas, no os abandono.